Turismo en patines

Aparte de grandes retos como el de Patinar en Etiopía (1000 km), visitar ciudades en patines tiene bastantes ventajas:

1. Combina ocio, deporte y cultura


2. Es más rápido y divertido que caminar.


3. Te da libertad y puedes regular tu velocidad: volar en una zona poco interesante o disfrutar tranquilamente en las zonas y lugares con encanto  


4. No necesitas aparcar tu medio de transporte. Si no puedes entrar a un lugar patinando, los metes en la mochila y haces la visita.


5. Es un medio de transporte gratuito y ecológico


6. Te ven en patines y fomentas que cada vez más personas quieran patinar y conocer nuestra pasión (rollear).


7. No tiene costes de facturación (vuelos) añadidos comparados con otros medios de transporte.


8. Los patines caben perfectamente en la maleta junto a algunos repuestos. No es recomendable llevarlos en cabina. Los patines de hielo son los que están explícitamente prohibidos en los reglamentos por las cuchillas. Pero el riesgo de que te obliguen a dejarlos en tierra es elevado debido al desconocimiento y subjetividad en los puestos de control y acceso.


9. Puedes unirte a las rutas y actividades de los rollers de las ciudades que visites. Para visitar el mundo en patines no es necesario un nivel de patinaje excesivo aunque, un estado de forma adecuado y conocer las técnicas de patinaje urbano son fundamentales.