Biomecánica y patinaje

 


La biomecánica estudia el movimiento desde la perspectiva de la aplicación de fuerzas. Aplica las leyes de la Física al estudio del movimiento de los seres vivos considerando cargas mecánicas y energéticas. En el ámbito del deporte la biomecánica tiene como aplicaciones fundamentales la mejora del rendimiento mediante la búsqueda de la máxima eficacia, eficiencia y la prevención de lesiones.

Gracias al desarrollo tecnológico se ha integrado el estudio de conocimientos sobre mecánica, fisiología, anatomía, etc.  en el ser humano posibilitando la pulverización de records, la apertura de debates sobre reglamentos con la necesaria adaptación de los mismos, y la eliminación de prácticas que aumentaban los riesgos de lesiones. Entre los ejemplos más conocidos en el mundo del patinaje que podemos mencionar son la aparición de las cuchillas sin anclaje rígido en el patinaje de velocidad sobre hielo, las tres ruedas de 125 milímetros en el patinaje en línea de velocidad, etc. Sin embargo, ya con la rotación de las ruedas de nuestros patines aplicamos la biomecánica porque dependiendo de la configuración que adoptemos mejoraremos unos aspectos u otros.

Para analizar y evaluar las técnicas de los deportistas con el propósito de corregir defectos o desarrollar nuevas, la biomecánica utiliza 4 métodos fundamentales e interdependientes:

Electromiografía 

Se concentra en el estudio la actividad neuromuscular mediante la representación gráfica de la actividad eléctrica del músculo motivada por impulsos nerviosos.

Cinemática

Analiza los movimientos considerando posiciones, orientaciones, velocidad, aceleración, etc. con la particularidad de no tener en cuenta las fuerzas que lo afectan o lo producen.

Dinámica

Analiza los movimientos teniendo en cuenta las fuerzas que intervienen y su distribución considerando el cuerpo y el entorno interpretando las reacciones externas y su influencia.

Antropometría

Las características del aparato locomotor en cuanto a sus dimensiones y las formas geométricas de cada segmento corporal distribuyen las masas y nuestras capacidades de palanca. Por lo que, podemos definir un modelo biomecánico de nuestra estructura, sus movimientos posibles y las capacidades articulares.

Si tenemos en cuenta estas 4 perspectivas para analizar los movimientos podemos vislumbrar que la amplitud de contenidos posibles sobre biomecánica y patinaje abarca desde el tamaño y dureza de las ruedas, pasando el ajuste o tipos de patines, nuestras dimensiones personales, la posición de los brazos y hasta la inclinación de hombros y cabeza, sin olvidar los requisitos y condicionantes concretos de cada disciplina.

Por lo que hemos decidido abrir una sección concreta dentro de nuestro Gimnasio en la que podrás encontrar artículos especializados en esta materia.