El freno de taco, la mejor alternativa


Ninguna técnica de frenado es lo suficientemente eficaz y eficiente en niveles de iniciación como el freno de taco.  Otras técnicas al iniciarte pueden ser sencillas de aprender pero no suficientemente seguras o eficaces en situaciones reales.

El freno de cuña, similar al del esquí, no permite frenar en situaciones de emergencia y cortas distancias salvo en niveles avanzados en los que controlas el derrape. Además, la idea habitual de tumbar las guías o las ruedas por apertura de piernas es contraria a controlar tu cuerpo sobre los patines.

El conocido freno en T, que viene a ser un derrape, requiere un gran equilibrio en la pierna de apoyo. El secreto no radica en realizar fuerza con las ruedas de frenado.

Los derrapes requieren técnicas medias y avanzadas, ya sea para un propósito de exhibición o el de parar en seco ante imprevistos. Otras técnicas que puedes ver en las zonas de clases y que a veces se aprenden a acometer de forma más o menos imperfecta, como el spin-stop por ejemplo, no son útiles por cuanto sólo sirven en entornos seguros y con espacio.

Cuando tu nivel es de iniciación tu velocidad es reducida y el freno de taco es la mejor alternativa para ser autónomo para realizar tus primeras rutas urbanas. La técnica es sencilla e incorporando en cada ocasión distintas superficies y pendientes permiten adquirir seguridad gradualmente además de aprender a calcular la distancia que cada uno necesita para frenar ante emergencias o imprevistos.

Recuerda que, desplazarte a una velocidad superior a la que te permita parar antes de recorrer la distancia al obstáculo es una locura en patines y cualquier medio de transporte.

En nuestras clases de iniciación el freno de taco es obligatorio desde el primer momento con independencia de los motivos que te hayan llevado a prescindir del mismo, por tu seguridad y la de los demás.