Recomendaciones COVID-19 en el Hockey Línea


Además de las recomendaciones generales para la prevención que todos conocemos y el protocolo de los Rollybears, cada deporte tiene sus particularidades concretas que deben tenerse en cuenta para minimizar aún más los riesgos. Cuando hablamos de riesgos nos referimos a la exposición a los demás y los nuestros.

Es frecuente que a la hora de adoptar nuevas pautas nos parezca tedioso o complicado y cansino buscándonos excusas. Sin embargo, las rutinas son fáciles de adquirir sin que resulten un esfuerzo extra tras las ocasiones iniciales.

En el caso del hockey línea, conforme se desarrolla el juego en entrenamientos y partidos, así como las características de uniformes y protecciones, y teniendo siempre presente que la principal fuente de contagio es por la vía de los aerosoles, pequeños detalles pueden marcar la diferencia.

Por la intensidad de nuestro deporte y el calor de las protecciones la sudoración es elevada, y la respiración también adquiere frecuencias elevadas. 

⇒ Sabemos que el efecto protector de las mascarillas se reduce con la humedad y es fácil que se empapen. Por ello, recomendamos disponer de dos mascarillas para los partidos y cambiarla en el descanso. Las mascarillas quirúrgicas y no reutilizables pueden suponer un gasto elevado, y por su ergonomía no suelen ajustarse por los laterales. Existen mascarillas higiénicas deportivas homologadas, que además de ajustarse mejor al rostro con fijación alrededor de la cabeza, disponen de una doble capa de tela. 

Funda, camiseta y mascarillas en una bolsa separada tienen su destino en la lavadora con programa recomendado.

Entre los numerosos productos desinfectantes válidos que existen debemos distinguir entre los geles y las disoluciones. Estas últimas son más cómodas para lo que nos ocupa al poder utilizarlas en forma de spray.

⇒ Los guantes son la herramienta y protección que mayor contacto tienen con otros compañeros, sobretodo el dorso. Al no poder incorporarlo a la lavadora, lo más recomendable es pulverizarlos o limpiarlos con un trapo al final de cada partido o entrenamiento, igual que el casco y los patines sin desaprovechar la ocasión de desinfectar el stick. 

⇒ El resto de protecciones no deberían ser de riesgo al estar siempre protegidas bajo la ropa. Sin embargo, los mismos productos desinfectantes ayudan a eliminar las bacterias y el olor característico del hockey. Por lo que, pulverizarlas además de la bolsa en su interior ayudarán también a sentirnos más cómodos e higiénicos cada día, sin perjuicio de la recomendación de airear en casa las equipaciones cada día de uso.