Rotación de las ruedas, depende del propósito

El sistema de rotación de las ruedas no es único y ninguno garantiza su mayor duración. Los factores que afectan a su desgaste son muchos: técnica personal y nivel de patinaje, suelo, características de las mismas, peso, fuerza, la disciplina que practiques, sistema de frenado, etc.


¿En qué momento debes cambiar las ruedas?


La sección de las ruedas es diferente en función del propósito y disciplina para el que estén diseñadas. Este perfil de fábrica, igual que la capa abrillantadora, se pierde con pocas horas de patinaje. 


Cambiarlas por juegos nuevos resulta caro y, aunque la disminución del tamaño y pérdida de la sección original afectan al patinaje, la rotación adecuada te permitirá aprender y conocer aspectos del patinaje. La rotación te permitirá jugar con configuraciones flat o rockering y experimentar nuevas sensaciones o técnicas.


Una buena opción es disponer de un juego de ruedas nuevo para ocasiones especiales igual que de rodamientos o, por si te vieses obligado a reponer alguna.


La rotación o el cambio de ruedas debes hacerlo con periodicidad suficiente para disponer de una sección adecuada y es interesante sincronizarla con la limpieza de los rodamientos para evitar posibles perezas.


Renovarlas por completo es una cuestión de economía y rendimiento que debes valorar tú mismo teniendo en cuenta qué sección te interesa disponer aunque el diámetro haya disminuido.


¿En qué orden podemos rotar las ruedas de los patines?


El primer aspecto a tener en cuenta es que las ruedas las desgastarás más por su interior y más con un patín que otro. Por lo que, el primer planteamiento es cambiarlas de patín sin girarlas para que la parte más desgastada quede en el exterior.


Existen varios criterios para rotar las ruedas con resultados diferentes. Lo mejor es que tu´hagas tus pruebas en base a tus propósitos, experimentes, tengas tus propias sensaciones y seas capaz de decidir por ti mismo en cada momento, y en base a tu experiencia personal.


Antes de decidir el tipo de rotación que quieres probar debes tener en cuenta que, casi todos los patines vienen de partida con una configuración flat y que las ruedas que más se desgastan son las de los extremos, la delantera o la trasera dependiendo de tu patinaje. En este artículo nos referimos a la rotación de las ruedas con guías de tipo flat. Es decir, en las que los ejes son equidistantes y a la misma altura. 


Para patines cuya guía de fábrica ya incluye algún tipo de rockering o tamaños de ruedas diferentes puedes aplicar criterios similares pero teniendo en cuenta las particularidades.


Rotar las ruedas con el propósito de mantener una configuración lo más próxima a flat suele ser lo habitual. En este caso existen dos variantes: 


1-3/2-4 - Se trata de un criterio sencillo basado en los mayores desgastes y que traslada las que se suponen más desgatadas al interior. Con esta combinación estás generando lo que se denomina antirockering.

2-3-4-1 - Esta combinación traslada siempre la trasera al principio y el resto va cambiando una posición. Esta configuración es útil si observas que tiendes a gastar más la trasera puesto que, si la delantera (1) estuviese más desgastada y la trasladases al final (4) estaría provocando una tendencia o cargas en sentido contrario al deseado. 


Cualquier combinación de rotación que no busque la uniformidad de tamaños genera lo que se denomina rockering.  


El rockering es utilizado por patinadores especializados buscando mayores capacidades en técnicas de giro o potencia. Por ejemplo, en el freestyle slalom tener las dos centrales mayores permite bascular pesos a punta y talón para pivotar. 


En el caso de la configuración Hi-Lo, (mayor la trasera y disminuyendo el tamaño hacia delante por pares o individuales) facilita algunas maniobras de potencia  como puede ser en el hockey. Con esta configuración, si sigues siempre este criterio de rotación, la incorporación de ruedas nuevas la harás por parejas en la última posición y desechando siempre las primeras.


Disponer de una configuración de ruedas con distintos tamaños es habitual una vez que ya tienes algo de experiencia y quieres probar nuevas sensaciones.


Antes de comprar ruedas de distintos tamaños, patines o guías especializadas puedes experimentar con las rotaciones de las ruedas. Con un poco de experiencia podrás comprobar la gran influencia que tienen los tamaños en el patinaje y descubrir nuevas sensaciones.