¿Por qué te duele la espalda al patinar?



Al iniciarte en el patinaje o tras periodos largos de inactividad son frecuentes las molestias en la parte inferior de la espalda. Sin embargo, debemos interpretarlo como el resultado de algo positivo salvo en el caso de lesiones o de patinadores profesionales que se exigen sobreesfuerzos.

La espalda baja te duele al patinar porque la estás haciendo trabajar, la estás fortaleciendo.

En el siguiente artículo podrás conocer las distintas causas de las molestias y posibles soluciones para los que os iniciáis en el patinaje y aquellos que ya afrontáis retos con cierta exigencia. En ningún caso se trata de consejos médicos en relación a posibles lesiones o patologías que tengas y que deban ser tratadas por un profesional adecuado. En la inmensa mayoría de los casos las molestias en la espalda baja al patinar desaparecen con las semanas de práctica.

Nuestras publicaciones son dinámicas y las actualizamos constantemente. Si quieres estar al día puedes seguirnos en nuestras redes sociales.





Para consultas puedes contactar con nosotros en horarios de oficina:

  

     

    Patinaje y core (cinturón abdominal)  

    El centro de masas de nuestro cuerpo se encuentra en el "core", cinturón abdominal o lumbopélvico, que es desde donde se inician los movimientos de desplazamiento y se coordina la estabilización en el ser humano. La postura base del patinaje requiere adelantar el centro de masas además del desplazamiento lateral hacia cada pierna como un péndulo horizontal en cada zancada. Exige al cinturón abdominal trabajar más de lo que estamos acostumbrados tanto si practicamos deportes que inciden menos en esta parte de nuestro cuerpo como si provenimos de una temporada sedentaria.

    Los desplazamientos del tren superior, el balanceo del mismo y la necesidad de mantener el equilibrio sobre una pierna para desplazarnos convierten al patinaje en un deporte muy adecuado para el fortalecimiento de nuestro cinturón abdominal. Puedes conocer más detalles al respecto en Biomecánica del patinaje y en Equilibrio, patrones motores y patinaje.

    ¿Eres principiante?

    Si te estás iniciando en el patinaje es posible que las molestias provengan de no tener los músculos lo suficientemente fortalecidos para sostener tu tren superior y equilibrarte con él, una postura base inadecuada, y a veces descoordinaciones puntuales o tensiones por falta de seguridad que generan leves distensiones o contracturas.

    Mantener las rodillas flexionadas y la espalda ligeramente arqueada hacia delante al patinar es fundamental por seguridad y facilitar el balanceo. Así mismo, mantener tensa la zona del estómago facilita el mantenimiento de la postura correcta.

    Otro aspecto a tener en cuenta es el peso de nuestro tren superior a sostener con el cinturón abdominal. Si tienes sobrepeso será necesaria mucha más fortaleza en los grupos musculares para evitar las molestias. En ese caso te recomendamos aprovechar y tomarte en serio un programa de déficit calórico.

    Patinar requiere mantener el peso de nuestro cuerpo sobre una pierna mientras la otra asume la función de empuje y transferir el peso a la contraria para ejecutar las mismas fases. En ocasiones, el origen de las molestias proviene de una mala postura para ejecutar estos movimientos o esfuerzos descoordinados tratando de empujar con la zona lumbar o "serpenteando" con el tren superior y las consecuentes sobrecargas de la espalda baja. 

    Para desarrollar y automatizar todos estos movimientos de forma coordinada e integrada existen numerosos ejercicios de trabajo puntual y global que desarrollamos en las clases y sesiones de entrenamiento con las correcciones y comentarios de los entrenadores. Es habitual ver a patinadores que, al haber aprendido por su cuenta o sin la atención de una persona con los conocimientos adecuados de formación, mantienen durante años errores de base en su patinaje limitando sus posibilidades de progreso.

    Así mismo, unos patines no adecuados en su talla u horma, o un mal ajuste de los mismos afectará directamente a tu estabilidad y equilibrio trasladando las repercusiones a todo tu cuerpo. En Recomendaciones sobre patines y El ajuste de las guías, mejora tu técnica, rendimiento y evita lesiones puedes consultar como evitar la influencia de estos factores.
     
    Un gran complemento para patinadores de todos los niveles son los Ejercicios y entrenamientos sin patines orientados al fortalecimiento del cinturón abdominal directamente y muchos otros aspectos relacionados para mejorar tu patinaje.

    Las molestias en la espalda baja al patinar desaparecen con semanas de constancia para naturalizar la técnica base, y estiramientos tras las sesiones como los que te encontrarás en Estiramientos para patinadores

    ¿Ya no eres principiante y te molesta?

    Antes de nada es fundamental que sepas distinguir las molestias lumbares (grupos musculares) de otras en la misma zona de órganos distintos y que pueden ser síntoma de patologías que requieran una evaluación médica.

    Por otra parte, catalogarse como no principiante es bastante subjetivo. Llevar años patinando no determina que lo hagas con la técnica adecuada, si has estado tiempo sin hacer ejercicio puedes haber perdido fortaleza, si te estás iniciando en una nueva disciplina del patinaje no debes olvidar que sus exigencias serán distintas.

    Es fundamental que sepas identificar el origen de las molestias si no eres principiante y discernir si ha sido siempre así o si se trata de algo nuevo.

    En el caso de que te estés iniciando en disciplinas como el hockey, la velocidad o la resistencia debes tener en cuenta que cada una de ellas requiere técnicas concretas y sus niveles de exigencia son mayores además de diferentes para cada una.