¿Aceite o grasa como lubricante?



La elección del lubricante para los rodamientos no es un tema baladí si tienes en cuenta que, si bien su función principal es la de minimizar la fricción interna de los materiales y servir de refrigerante, también es protectora de agentes externos al evitar la corrosión, condensaciones de agua y actuar como capa protectora o sello a modo de junta

La conveniencia de utilizar grasa o aceite en los elementos mecánicos de los patines (rodamientos y ejes) depende de factores como la temperatura, fuerzas, cargas, velocidad, ambiente, tiempos, etc. Ninguna de las dos opciones es mejor o peor y la elección óptima debe adecuarse al entorno y las condiciones en las que sueles patinar.

La demulsibilidad es la capacidad de un lubricante para repeler el agua y evitar o retrasar corrosiones en el caso que nos ocupa. Podemos relacionarla también con la capacidad para diluirse o ser arrastrado por el agua. En este sentido, con todos los grados intermedios que existen en la gran variedad de lubricantes disponibles, las grasas son las que mayor protección del agua y la suciedad aportan a los rodamientos. Como consecuencia también disminuye la necesidad de mantenimiento periódico. Sin embargo, su mayor densidad limita la duración de la rodada. 

Los aceites ofrecen menor resistencia a la rodada y la pérdida de velocidad se alarga. Sin embargo, se ven más afectados por los agentes externos y requieren un mantenimiento más frecuente de los rodamientos. Se diluyen con facilidad en el agua siendo mayor el riesgo de corrosiones, sobrecalentamientos y pérdidas de eficiencia o incluso llevando al bloqueo.

El agua, e incluso la humedad en el ambiente, pueden eliminar el lubricante por completo. De cara a nuestra elección debemos tener en cuenta también que el agua en el suelo las ciudades incluye sustancias de la contaminación y que el de limpieza de las calles suele llevar añadido jabones y disolventes o desinfectantes.

Incluso si patinamos en pistas o zonas techadas la proporción de partículas es distinta con al existencia de paredes y si el suelo se ha limpiado o no.