Conceptos básicos sobre las ruedas




Las ruedas, junto a los rodamientos, son el repuesto más habitual. Su desgaste depende de numerosos factores y la elección de las más apropiadas a tu patinaje depende de tus gustos y experiencia. 

Las características de las ruedas no determinan su calidad. En función de ellas serán más apropiadas para cada propósito y disciplina.

Diámetro

El tamaño máximo que podrás utlizar lo determinarán las guías. Aunque lo habitual es reponerlas con el diámetro correspondiente en cada eje, disponer algunas con un diámetro inferior para probar o disfrutar de las sensaciones y ventajas del rockering siempre es una alternativa.

* Se denomina rockering a cualquier configuración distinta a aquella en la que todas las ruedas contactan a la vez con la superficie (flat). El rockering puede estar determinado en la propia fabricación de la guía con distintos tamaños de rueda en cada eje o distintas alturas de estos, o podemos provocarlo nosotros con distintos tamaños de ruedas en una guía flat. 

El diámetro suele indicarse en milímetros.

Como criterio básico debemos tener en cuenta que, cuanto más grandes sean mayor velocidad punta podremos alcanzar y cuanto más pequeñas sean más fáciles serán las maniobras. No obstante la distancia entre ejes y su número también influyen al determinar los extremos de tangencia con el suelo. 


En este sentido, los diámetros también se asocian a distintas disciplinas:
  • Las ruedas más pequeñas, entre 47mm y 59mm, suelen utilizarse en el patinaje agresivo y los  patines de portero de hockey línea.
  • Se produce un salto en el intervalo de los 60mm hasta los 72mm salvo para patines muy concretos y los infantiles.
  • Entre los 72mm y los 80mm son los diámetros más habituales en patines infantiles y disciplinas como el freestyle, el freeskate y el hockey línea.
  • Hasta los 90mm se suelen considerar de fitness.
  • De 100mm a 125mm son las utilizadas en Velocidad y Fondo.
El diámetro de las ruedas va a determinar la altura de la bota respecto al suelo, la longitud del conjunto y la sensibilidad a las irregularidades del terreno. Por lo tanto, el tamaño de las ruedas determina nuestro patinaje, técnica y capacidades. No obstante, factores como el tipo de bota, la posición de la guía, la talla del patín, tu altura y fuerza influyen en gran medida sobre el ajuste óptimo para cada uno de nosotros.

Dureza y grip

La dureza determinará principalmente lo que nos duren las ruedas según las superficies sobre las que patinamosSin embargo, influirá en muchos otros factores. Aunque la dureza de un compuesto para ruedas sea la misma conforme a los estándares, el tipo de goma afectará al agarre sobre la superficie en la que patinemos. 

El grip afecta a nuestras posibilidades en el empuje interno y externo, y los deslizamientos laterales que se producen en giros y derrapes.

Además de la sensibilidad a las irregularidades del terreno, en general, podríamos decir que cuanto más duras son las ruedas menor es el grip. No obstante, el tipo de goma también tendrá relevancia con independencia de su dureza.

El sistema más estandarizado para indicar la dureza de las ruedas se basa en atmósferas y los valores más habituales son 74A, 75A, 84A y 85A.

Otros fabricantes utilizan nomenclaturas no tan estandarizadas utilizando el sufijo Soft con prefijos X, XX y XXX.

Por lo general, salvo que practiques alguna disciplina o técnicas concretas, las ruedas con dureza superior a 80A se destinan a patinar por el asfalto y, en el rango de los 70A para pistas más deslizantes.

Sección

No es un asunto baladí si tenemos en cuenta aspectos muy técnicos del patinaje. Las patinador con experiencia percibe claramente la sección de las ruedas y cómo le influye.


Sin embargo, la sección original de fábrica de las ruedas se pierde en pocas sesiones de entrenamiento y solo con la rotación o la renovación podemos asegurar su constancia.

Algunas secciones se asocian a ciertas disciplinas pero, en general, hay variantes para todos los gustos. La sección influye en cuanto a la posición precisa del plano vertical de apoyo y la superficie que contacta en el terreno. Es decir, el rozamiento, los ángulos de apoyo del patín que avanza y el ángulo o extensión del empuje

Peso, llantas y otras cuestiones

El peso, el diseño de las llantas y hasta la estructura interna afectan al patinaje. De hecho, también los patinadores experimentados perciben estas cuestiones al rodar. 

En función de los materiales externos e internos en su conjunto se llega a tener en cuenta hasta el rebote, por la sensibilidad a las irregularidades del terreno y la ayuda que supone en las arrancadas.

En cuanto a los colores, solo determinan nuestra imagen salvo que un fabricante decida que estos varíen con las características propias de cada modelo.