Anatomía de los patines




La disponibilidad de repuestos, variantes técnicas y personalizaciones depende de cada fabricante y el modelo.

Así mismo, las partes de los patines dependen de su gama y propósito o disciplina para la que son concebidos.

La bota y la caña

Algunos patines tienen zapatilla como los de velocidad, o hasta media altura para largas distancias. Lo recomendable para iniciarte es que la caña de la bota sea alta y lo suficientemente reforzada: rígida o con elementos fuertes en el exterior.

Straps o cordones

Los cordones tienden a aflojarse fruto de los esfuerzos a los que sometemos al patín al rodar, girar, etc. Los straps de velcro tienden a perder la capacidad de adherirse. Por ello, nuestra recomendación es que tus patines tengan straps micrométricos u otras soluciones técnicas que eviten los desajustes.

Botín

Algunos patines incorporan el botín independiente de la bota. Además de la ventaja de poder meterlo en la lavadora, por el roce y el uso se van desgastando y deformando. Si te compras unos patines con el botín independiente tendrás asegurado su repuesto también.

Guías

Las hay de diversos materiales, desde plásticos hasta aleaciones metálicas con distintos propósitos y según la disciplina. 

La fortaleza de su unión con la bota y la posibilidad de ajustar su posición con los anclajes serán determinantes en la duración del patín y tu capacidad de evolución en la técnica de patinaje.

Son el elemento de unión entre la bota y las ruedas. Por lo que sufren las mayores presiones, torsiones y todo tipo de fuerzas producto de tu peso y movimientos.

Su longitud y distancia entre ejes van a determinar la posición y puntos de tangencia de las ruedas con el suelo. En general, podemos decir que cuanto más cortas más sencillas serán las maniobras y cuando más largas mayor la posible velocidad a desarrollar o mantener.

Ruedas

Sobre los diferentes tipos de ruedas y características puedes consultar el artículo Conceptos básicos sobre las ruedas. Las ruedas son el elemento que más vas a manipular de tus patines por ser el que más frecuencia de mantenimiento requiere.

Además de su rotación, para alargar su vida antes de reponer sus partes la limpieza de los rodamientos, ejes y separadores es fundamental para mejorar y disfrutar cada día de tus patines.

Freno de taco (opcional)

El freno de taco es el sistema más sencillo para aprender para frenar. Cualquier otro requiere tener un nivel medio de patinaje.

No todos los modelos lo incluyen en la compra.. Si te vas a iniciar te recomendamos que no lo obvies y adquieras alguno de los modelos estándar.