¿Qué patines me compro?



La compra de unos patines supone incertidumbres para quienes os vais a iniciar. Son muchos los casos en los que unos patines no adecuados impiden disfrutar del patinaje a quienes se inician. Las consecuencias de ello son el abandono o la imposibilidad de mejorar la técnica.

A la hora de elegir unos patines debes tener en cuenta varios factores y recomendaciones sin olvidar nunca que lo barato puede salir caro. Tenlas presentes cuando acudas a la tienda y dedica el tiempo que sea necesario antes de tomar la decisión final. Tus patines van a ser tu herramienta de diversión, deporte y seguridad.

Talla y horma de los patines:

La talla del calzado, y más en el deportivo, viene determinada también por el ancho de tus pies e incluso la estructura ósea desde los dedos hasta la parte superior del tobillo. A la hora de probarte unos patines te recomendamos seguir las pautas del siguiente artículo: "Cómo elegir la talla de tus patines"

Versatilidad:

Los patines especializados van a impedirte desarrollar ciertas técnicas de iniciación porque su configuración y diseño las impiden o requieren un gran dominio. Y los de gama baja en cuanto a calidad y resistencia de materiales van a sufrir deformaciones afectando a tu deslizamiento y seguridad.

Un patín versátil será aquel que, sin estar diseñado para ofrecerte lo mejor en disciplinas medias y avanzadas te va a permitir probarlas para conocerlas y disfrutarlas.

Si tenemos en cuenta que tu primer objetivo debe ser el deslizar y frenar con seguridad para disfrutar en las clases y rutas por la ciudad, los patines más versátiles son los denominados de freeride o freeskate.

Los patines denominados fitness suelen resultar más cómodos al probarlos, pero debido a sus materiales y diseño sufren mayores deformaciones y desgastes. No son recomendables para personas  de cierto peso o fuerza que se inician y su vida útil normalmente es corta.

Los tamaños de ruedas más versátiles oscilan entre los 76 mm y los 90 mm. Dependiendo de tu estatura y talla del pie dispondrás de distintas opciones siendo los más habituales y recomendables las de 80 mm.

Materiales y estructura:

La calidad de ruedas y rodamientos son relevantes si evalúas la relación calidad precio de los patines. Sin embargo, se trata de elementos que periódicamente renovarás.

Lo realmente importante es la estructura de los elementos estructurales.

La aleación de la guía y sus anclajes a la bota así como el tipo de ejes van a determinar gran parte de tu patinaje y su duración. Observa que el peso de tu cuerpo va a mantenerse en equilibrio sobre las guías.

Las botas de tela sufren deformaciones y adquieren holguras con mayor facilidad que las de materiales con mayor rigidez. La unión entre la bota y la caña es un punto que sufre fuertes tensiones cuando tu patinaje avanza más allá de deslizar en línea recta.

Ajuste de Guías e intercambios:

Además de la fortaleza del anclaje la posibilidad de acoplar guías distintas es una ventaja cuando deseas conocer nuevas disciplinas y técnicas antes de especializarte. Para ello están establecidas distancias de anclaje standard.

Sin embargo, la posibilidad de ajustar las guías en sus ejes longitudinales y transversales desde que te inicias en el patinaje es el aspecto más importante que debes tener en cuenta. Que tus patines ofrezcan esta posibilidad te permitirá corregir asimetrías entre tus pies y defectos en la pisada.

Botín extraible:

Que el botín sea extraíble te permitirá cuidar la higiene y lavarlo periódicamente. Sin embargo, la mayor ventaja es que adoptará la forma de tu pie en el interior de la bota rígida que te recomendamos y te dará mayores opciones de ajustes puntuales particularizados.

Straps micrométricos:

Además del esfuerzo que requiere tensar los cordones para ajustar la bota el riesgo de que se aflojen e incluso se enganchen es elevado. Los straps micrométricos son cómodos y te permiten asegurar el ajuste sin riesgo de que se aflojen.

Repuestos:

Aunque es habitual que los fabricantes ofrezcan los repuestos más allá de las garantías legales, determinados modelos no admiten reparaciones o renovación de piezas por su diseño.

Asegúrate de que tus patines siguen los estándares y consulta al vendedor sobre la disponibilidad de repuestos.

Estética:

Es innegable que patinar sin gustarte y pensar que no gustas no es cómodo. Pero no elijas unos patines por la estética sacrificando parte de las recomendaciones anteriores. Los patines los podrás ir personalizando a tu gusto con el tiempo. Los colores de las ruedas y los cordones los podrás elegir cuando te toque renovarlos.

Freno de taco, casco y protecciones

La seguridad es fundamental y el casco y las protecciones (coderas, rodilleras y muñequeras) te pueden salvar de lesiones graves. El riesgo en el patinaje no aumenta con la velocidad que deslizas si sabes hacerlo. Las caídas más descontroladas se producen en las fases de iniciación y cuanto menor es la velocidad más a plomo son los impactos.

El freno de taco es el sistema más sencillo de aprender. Otras técnicas de frenado son complicadas y requieren mayor técnica.

Muchos patines que cumplen las recomendaciones que te hemos descrito no lo traen de fábrica pero existen frenos de taco estándar disponibles en las tiendas que se adaptan a cualquier patín. Frenar con seguridad es el primer paso para patinar con libertad.