La equipación de hockey para iniciarte

Adquirir toda la equipación de hockey puede suponer un esfuerzo que no estemos seguros de realizar desde el principio.

Sin embargo, conforme adquieres nivel en el juego y confianza junto a tus compañeros son necesarias.

En este artículo te describimos cada una de las herramientas y protecciones utilizadas en el hockey línea. Es complicado establecer un orden de prioridades e indicarte cuáles son más necesarias para evitar lesiones. Las prioridades son variables en función de tu edad y el nivel del grupo con el que practicas.

Es importante indicar que en este artículo no vamos a profundizar en cada una de ellas, o analizar modelos y marcas. Solo es una referencia para aquellas personas que se inician y desean conocer las principales características a tener en cuenta.

En cuanto al tallaje, hay variaciones entre fabricantes. Debes seguir las guías de cada uno. En el caso de los peques la cuestión se complica con su crecimiento y los estirones por sorpresa. Sin embargo, las equipaciones de talla superior incomodan el juego. Es necesario encontrar el equilibrio.

Sticks


El lado de stick con el que prefieres jugar lo debes haber determinado en tus primeros días. Aunque las palas sin curvatura no son óptimas para el desarrollo de la técnica individual, en las escuelas base disponemos de palos con pala neutra para que seas tú el que encuentre su lado más cómodo en los primeros días.

Una vez que te definas es el momento de adquirir tu propio palo.

Los materiales de los sticks han evolucionado tanto, especializándose en distintas superficies y las características de jugadores profesionales, que no se puede decir si unos son mejores que otros. Lo mismo ocurre en el caso de la opción "one piece" o tubo y palas.

Si tenemos en cuenta que al iniciarnos jugamos en gran variedad de superficies, y algunas son bastante agresivas, la madera es el material más común, sencillo de encontrar, resistente y versátil

Las características a tener en cuenta a la hora de adquirir un stick o un tubo y palas son numerosas: el flex, la curvatura de la pala, el material y las característica dinámicas de cada parte... Al iniciarse es preferible adquirir los más habituales, que siempre están en los rangos más ortodoxos. Con el tiempo irás descubriendo tus gustos y hasta cuáles se adaptan mejor a tu estilo.

Se recomienda que el largo (alto) de un stick se encuentre entre la barbilla y la nariz (con los patines puestos), dependiendo de tu estilo de juego. Normalmente tendrás que cortarlo y adaptar la empuñadura para mejorar su manejo.

Es muy recomendable disponer siempre de dos sticks. La posibilidad de que un stick se rompa por un golpe o un pisotón siempre está presente, o esperar al último día de desgaste de la pala es arriesgar tu diversión.

Espinilleras


Los golpes fortuitos en las espinillas con los sticks son bastante habituales y más en niveles de iniciación.

Las espinilleras de hockey incorporan las rodilleras con cierto rango de articulación entre ambas para facilitar la movilidad.

Además de la talla para que cubran desde la lengüeta del patín y coincida con la articulación de la rodilla, es importante la calidad de los cierres y broches para asegurarte de que se mantengan fijas.

Como con las coderas, la cámara en la rodilla es mayor para amortiguar mejor posibles impactos en las caídas.


Guantes


Los guantes son una herramienta además de protección. La correcta sujeción y manejo del stick es fundamental para el juego.

En este sentido, el material del anverso, sus cortes o piezas según tu mano y el número de divisiones acolchadas en los dedos determinarán la movilidad y facilidad de uso. En el caso del pulgar, la cinta de unión con la placa protectora debe tener longitud suficiente para no restarte movilidad.

Desde el punto de vista protector puedes tomar como referencia que el largo y su acolchado deben llegar hasta el inicio de las coderas.

Es importante que tengas en cuenta que el uso y el sudor generan holguras. Los guantes pueden parecerte algo rígidos los primeros días hasta que se adaptan a tus manos y movimientos. 

Casco


La elección entre casco o visor y bucal no es baladí si tenemos en cuenta que el casco es una de las equipaciones que más dura en el tiempo sin tener que reponerse.

El visor ofrece ventajas en cuanto a comodidad y visibilidad aunque la desprotección es mayor.

Los cascos ofrecen distintos ajustes con tornillos para el contorno de la cabeza, el cual determina la talla aproximada.

Es importante que las correas queden ajustadas para que el casco no pueda salir despedido en caso de colisión o caída, así como el barbillero. Es habitual despreciar este asunto por cuestiones de comodidad. Es cuestión de acostumbrarse en unos días y ser consciente de que cabeza solo tenemos una.



Coquilla o protector pélvico


Si bien los golpes fortuitos en las zonas genitales son muy poco frecuentes por colisiones, conforme el grupo adquiere nivel y fuerza con la pastilla es conveniente no subestimar la posibilidad de un doloroso golpe.

Los protectores se diferencian por la anatomía de cada sexo y los femeninos son más amplios cubriendo la zona de los ovarios. 

En el caso de las mujeres, la posibilidad de una colisión con el pecho es amplia y es conveniente utilizar protecciones rígidas, como las de las artes marciales.


Girdle, pantalones y fundas



Los anglicismos pueden dar lugar a malentendidos si nos atenemos a traducciones literales.

El reglamento obliga a que las protecciones vayan ocultas en los partidos oficiales. Por eso, la equipación de cada equipo incluye las fundas o pantalones largos sin que tengan una función protectora.

El girdle, o faja si atendemos a la traducción literal, es el pantalón protector habitualmente utilizado en hockey línea.

Las diferencias con el "pant" de hielo es que las zonas protegidas suelen ser puntuales, donde mayor riesgo de impacto hay, y que suele ser más alto alcanzando la zona de las costillas bajas. Esta diferencia radica en que en el hockey línea no se utilizan los petos u hombreras por obligación del reglamento al no estar permitidas las cargas. En el hockey hielo las hombreras incorporan protección en el cinturón abdominal.

En ambos casos, girdles y pants, pueden incorporar la coquilla de fábrica o el hueco para la copa de la misma.

El girdle incorpora la protección del coxis, que ante caídas inesperadas y descontroladas puede dar lugar a situaciones muy dolorosas e incómodas.

Coderas


Las coderas de hockey ofrecen mayor protección que las habituales de patinaje.

Además de la cámara entre la parte rígida y el codo para amortiguar mayores impactos y caídas, su longitud debe cubrir el antebrazo hasta el guante.

A la hora de comprarlas es importante tengas en cuenta la movilidad que te concedan de los brazos. Deben ajustarse bien para que no se descoloquen, a la vez que facilitarte la flexión y extensión de los brazos.


Peto u hombreras

No son obligatorias por reglamento y al no estar permitidas las cargas, las lesiones de hombro por impacto o choque son mínimas. Se producen muy ocasionalmente y suelen deberse a errores en el patinaje.

Incorporan la protección en el cinturón abdominal de los girdles y refuerzo en el pecho. En el hockey línea son utilizadas por algunos jugadores más por temor al impacto de pastillas que el contacto con otros jugadores.

También existen camisetas acolchadas con refuerzos en las zonas más sensibles del tren superior, como son las costillas, el esternón y la clavícula para minimizar posibles impactos de pastillas.

Patines de hockey línea


Los patines especializado en disciplinas son una inversión grande y con riesgo. 

En el caso del hockey la dureza del material y las características propias de la bota lo convierten en un patín incómodo y poco versátil para otras disciplinas.

La adquisición de unos patines especializados no te la recomendamos hasta que estés realmente convencido. Puedes disfrutar y divertirte con los tuyos habituales durante bastante tiempo y sacándoles partido.

Sí será importante que dispongas de ruedas adecuadas según la dureza dependiendo de las pistas en las que vayas a entrenar o jugar.