Pari Roller

Es el evento por excelencia entre las Friday Night Fever, el más multitudinario y mejor organizado con historia desde 1993.

El viaje a París para cualquier roller es obligado al menos una vez en la vida. 

La ciudad es perfectamente patinable y puedes combinar el viaje con la participación también el domingo en la ruta de los Roller & Coquillages.

Puedes conocerlos y contactar con ellos en Pari Roller


El viaje a París puedes organizarlo para aprovechar un puente completo adaptando tu agenda a la noche del viernes y el domingo desde el mediodía para conocer a ambas asociaciones. Las aceras de París son anchas, sin desperfectos u obstáculos que dificulten el patinaje y muchas calles disponen de carril bici-roller. Solo tienes que estar preparado para patinar mucho si quieres ver gran parte de la ciudad. 

La ruta de los viernes es potente por la velocidad que se imprime pero es un placer tener disponibles las grandes avenidas de la ciudad con la circulación cortada por la policía y el gran trabajo del staff de la asociación. La dividen en dos partes que no suelen llegar a los 21k cada una para posibilitar el filtro por nivel y capacidad. La noche de París, con sus luces y la Torre Eiffel iluminada al fondo desde numerosos puntos del recorrido es casi como un sueño hecho realidad.

La ruta de los domingos suele ser aún más multitudinaria, con miles de rollers, pero más lenta. Puede hacerse dura o aburrida por esos motivos pero, merece la pena igualmente como experiencia.






Una publicación compartida de RND Patinaje (@rnd_patinaje) el