¿Qué patines me compro?

Aunque existe una gran variedad de tipos de patines, si lo que quieres es aprender a patinar, no te recomendamos que empieces por los especializados. Aprender a patinar debe tener como primer objetivo deslizar con suavidad y frenar en la menor distancia posible ante un evento inesperado.

Aunque en RND Patinaje impartimos formación sobre numerosas disciplinas, nuestra principal dedicación es enseñaros a patinar por la ciudad con seguridad

Para ello, además de recomendarte que no te aventures a patinar desde cero por tu cuenta y acudas a escuelas especializadas, debes tener en cuenta que llevarás unas ruedas bajo tus pies, que el casco y las protecciones (coderas, rodilleras y muñequeras) se venden por razones justificadas, y que el freno de taco es el sistema más seguro de frenado hasta que aprendas técnicas más complicadas.




En cuanto a los patines, nuestra primera recomendación para iniciarte es que lleven freno de taco. Los modelos standard que no lo incorporan en la caja del producto admiten su acoplamiento. Aunque frenar con el taco no es el sistema más eficaz y eficiente, es el más barato, el más fácil de aprender y suficiente para tu velocidad inicial. Cualquier otra técnica requiere fuerza y habilidades que adquirirás con el tiempo.

No hagas caso a los que dicen que frenar con el taco es peligroso ni a los que dicen que te lo quites. ¿Te imaginas un coche sin frenos?

Recomendaciones sobre patines infantiles


Para elegir unos patines infantiles debes seguir unos criterios añadidos a los indicados para adultos

Para adultos siempre os recomendaremos patines de gama media-alta para facilitar el aprendizaje y sirvan para toda la vida. Sin embargo, con los niños tienes que encontrar el equilibrio entre calidad, precio y crecimiento


Tipos


En líneas generales, los mejores patines para iniciarse son los denominados de Fitness y de FreeStyle. Ambos son los más versátiles para tus objetivos iniciales y si te los compras de gama media-alta pueden durar toda la vida.

Sin embargo, existen diferencias entre ambos que debes tener en cuenta:

Los patines tipo fitness suelen tener la bota de tela y la caña (la parte alta de la bota) remachada con la parte baja. Además, la pieza que une ambas partes suele ser muy fina y endeble. Si eres una persona de más de 75kg o fuerte y que vayas a hacer algo más que ir de frente con los patines terminarás partiendo la unión.

Estos patines no suelen tener repuestos de las piezas.

Al ser botas de tela resultan cómodas desde el primer momento pero, se deforman con facilidad. Por otra parte, suelen traer un sistema de cordones y velcro para ajustar la parte baja de la bota con la consiguiente facilidad para que se aflojen.

Otro de los problemas que hemos detectado con los alumnos que utilizaban este tipo de patines es lo que conocemos como "doblar la guía". Básicamente es la pérdida de perpendicularidad entre la bota y la guía (la pieza que une las ruedas con la bota). Una vez que esto ocurre, progresivamente va aumentando el problema hasta que resulta imposible deslizar e incluso existe riesgo de lesión.

También puede producirse por la extraña costumbre o tópico de comprarse más tallas de lo normal.

Aunque influirá bastante tu estilo de patinaje, la razón fundamental por la que esto ocurre tiene dos posibles orígenes vinculados al efecto de tu pisada y los esfuerzos que tu propio cuerpo provoca en la estructura del patín. Sobre todo, cuando te inicias, no tienes un gran control de tu equilibrio y tiendes a pronar o supinar.

En definitiva, fruto de nuestra experiencia en todos estos años, sobre los patines tipo fitness opinamos que...

Lo barato sale caro

Los patines de freestyle están diseñados con la idea de soportar mayores esfuerzos que los de fitness. La resistencia de la unión entre la caña y la bota es mayor y, al tratarse de una bota rígida de plástico, las posibilidades de deformarla es menor. 

La variedad de repuestos respecto a los de fitness es mucho mayor.

Aunque llegar a doblar la guía es posible, si los patines son de gama media te ocurrirá más por un problema en tu pisada que por defectos en su diseño o debilidades de los materiales. Además, en todos estos patines tienes la posibilidad de ajustar las guías para corregir posibles defectos personales.

No suelen traer el freno de taco incorporado pero se venden por separado.

Aunque suelen incorporar cordones, debido a la dureza de la bota, lo que realmente te ayudará a ajustarla serán los straps. Lo más recomendable es que te compres unos patines con ellos automáticos en vez de cintas de velcro.

Si quieres saber más sobre patines especializados te recomendamos el siguiente artículo:

Tipos de patines


La variedad de patines que existen no sólo es una cuestión estética. Cada uno tiene su propósito y especialización. e incluso, dentro de cada especialidad hay variantes. Partiendo de los denominados tradicionales o quad por tener dos ejes paralelos,  el patinaje evolucionó a los patines en línea por tener mayor versatilidad y ventajas. 


Tallas


Todavía nos preguntamos por qué en el calzado deportivo el tópico en España es comprarse una talla más de lo habitual.

Los fabricantes saben perfectamente como son los pies y como debe ajustarse el calzado según el deporte que vayas a practicar. Por lo tanto, si tu pie mide x centímetros de largo, te corresponde la talla que diga el fabricante. Otros aspectos serán que no tienes los dos pies igual de largos, y que la horma, en cuanto al ancho de tu pie, altura, puente, etc. también es importante. Para esto último, sólo tienes que probarte varios modelos y comprobar cuál se adapta mejor a ti.

Sobre la talla, ten en cuenta que un patín debe ajustarse a tu pie de tal manera que no se mueva en el interior. Si se mueve algo falla: la talla o la horma. Al probarte el patín debes sentir presión. Con unas horas de patinaje cederán adaptándose a tu pie.

No dudes en probarte los patines durante 5 ó 10 minutos sentado y en pie para comprobar que te presionan pero no te hacen daño en algún punto, y que te sientes cómodo a pesar de la presión inicial.

Botas y botines


Algunos patines incorporan el botín independiente de la bota. Además de la ventaja de poder meterlo en la lavadora, por el roce y el uso se van desgastando y deformando.

Si te compras unos patines con el botín independiente tendrás asegurado su repuesto también.

Los patines de fitness no suelen traer el botín extraíble.


Guía


Lo fundamental es que sea metálica y, aunque cuanto más grueso sea el material más pesará el patín, es un elemento para casi toda la vida . Salvo que te inicies en saltos y técnicas agresivas, es difícil que las rompas.

Las guías de plástico sufren mayores deformaciones debido a los cambios de temperatura, y tu propio peso por las torsiones a las que las someterás. Es un elemento al que sometemos a grandes esfuerzos, al deslizar, girar, derrapar, saltar... y por la tendencia que todos tenemos a la supinación o pronación con cada pie. 

La guía va a determinar el tamaño máximo de las ruedas que podemos utilizar y se catalogan por su longitud en milímetros. Pero no te hace falta saber mucho más al respecto. Normalmente, también indican el tamaño máximo de las ruedas que admiten, y en unos patines nuevos siempre van las ruedas adecuadas, que son las de su tamaño máximo admitido.

Es recomendable, para empezar a patinar, que obvies las que traen el rockering incorporado. Es decir, es mejor que te inicies con una configuración flat. En este caso ten en cuenta que todas las ruedas sean del mismo tamaño y que todas apoyan a la vez en plano horizontal.

De lo que te te recomendamos que te asegures es de que los patines que compres llevan la guía atornillada y no con remachesOtro detalle importante es que la guía vaya atornillada a la bota en una pieza metálica. Si la rosca de la bota es de plástico es fácil que termine por fastidiarse. Así, podrás cambiarla en caso de rotura o incluso probar distintas cuando estés pensando en nuevas sensaciones.

Los patines de cierta gama incorporan la posibilidad de modificar la posición de la guía. Es decir, puedes adelantarla, retrasarla y colocarla hacia el interior o el exterior. De hecho. según la disciplina para la que están diseñados la posición de la guía es distinta. Lo que sí puede es interesante es que el patín permita mover la guía de forma lateral para corregir problemas de pisada y apoyo. El ajuste de las guías (mejora tu técnica, tu rendimiento y evita lesiones)

El tamaño importa

El tamaño de las guías va a determinar el tamaño máximo de ruedas que puedes usar. Como en todo, los excesos son arriesgados.

En el caso de iniciarte en el patinaje las ruedas demasiado grandes dificultarán que desarrolles la técnica adecuada y, si son demasiado pequeñas no desarrollarás la técnica necesaria además de impedirte rodar con cierta soltura.


Ruedas y Rodamientos


Las ruedas son el elemento que en más ocasiones renovarás en tus patines. Fruto del desgaste contra el asfalto, tendrás que ir modificando su posición para aumentar su duración e incluso mejorar tu patinaje según tu estilo y propósitos. 


Por lo tanto, no debe ser el aspecto más importante a la hora de seleccionar tus patines pero sí te recomendamos que su dureza esté en torno a 84A y los diámetros más versátiles como 80 y 84 milímetros. Para saber más sobre ruedas puedes leer nuestro artículo:

Las ruedas de tus patines determinarán tus posibilidades, la capacidad de realizar distintos ejercicios o técnicas y tu estiloEn este artículo puedes encontrar información introductoria sobre las ruedas de los patines y sus características más importante a la hora de elegirlas.



Sobre los rodamientos existen numerosos tópicos. Hay distintas formas de catalogarlos aunque la más estandarizada es la ABEC. No te preocupes mucho por ellos. Si los patines son de gama media o alta ya traerán rodamientos decentes. La cuestión viene en el momento de su mantenimiento o la compra de nuevos

Comparte: