Rutas lunáticas y eventos astronómicos

Patinar las noches en las que la Luna está en su máximo esplendor es un placer. Tanto si lo haces en modo paseo, como si el propósito es un entrenamiento de velocidad, las sensaciones son únicas.

La observación de este evento y otros astronómicos requiere alejarse de las zonas de contaminación lumínica.

Por eso, aprovechamos estos días para celebrar rutas nocturnas en lugares poco habituales.


La próxima cita es el viernes, 27 de julio, en el que la luna se tiñe de sangre con el eclipse lunar más largo del siglo y la coincidencia de que marte brillará más que nunca por su proximidad a la Tierra.

Comparte: