Metodología infantil

Los niños tienen distintas capacidades según sus edades.

No sólo se trata de sus habilidades, agilidad y desarrollo muscular. Las capacidades para entender y aplicar conceptos teóricos son distintas. Por ello, nuestra metodología se adapta a las distintas edades y la basamos en el aprendizaje mediante juegos y retos.

Sin olvidarnos de la técnica pero siendo conscientes de que los niños, más que escuchar explicaciones, nos imitarán, los juegos y retos que les proponemos en las clases les inducen a realizar movimientos para la mejora de su patinaje.


Juntos pero no revueltos


Aunque nos supone un esfuerzo mayor, en nuestras clases técnicas no mezclamos niños y adultos salvo por conveniencia para su evolución en niveles medios y avanzados.

Si la metodología es distinta, lo coherente es que sean clases independientes.

Formación personalizada 


Cada niño tiene una personalidad y unas capacidades distintas que, sólo pueden atenderse y potenciarse con un trato individualizado.


Edad - Los procesos de aprendizaje varían con la edad. Sabemos que los niños aprenden de forma diferente que los adultos y que, su capacidad de atención y comprensión de conceptos teóricos es distinta dependiendo de su edad.

Grupos reducidos - Queremos atenderos de forma personalizada.

Potencial - Si un niño destaca por sus capacidades, a través de sus padres, le ofrecemos probar algunas de nuestras disciplinas avanzadas (velocidad, slalom, freestyle o hockey línea)


Matriz edad - ruedines (niveles)




A partir de los 11 años consideramos adultos a los niños porque ya tienen capacidad para atender conceptos teóricos. Si tu hijo es mayor de 11 años consulta nuestros Cursos para Adultos,

Estructura de los cursos


Nuestros programas formativos contemplan la combinación de los aspectos técnico y lúdico a lo largo de la temporada. Celebramos numerosas actividades y eventos extra a lo largo de la temporada.

Una de nuestras principales fuentes de motivación es el fomento del deporte entre los más jóvenes.

Estamos convencidos de que fomentar el deporte por el que sentimos pasión, sólo es posible transmitiendo nuestros sentimientos a los peque-rollers.

Mediante los juegos, trabajamos más allá de la formación en el patinaje y el deporte en los niños:

  • Los juegos fomentan la mejora de sus habilidades sociales, al mismo tiempo que los ayudan a descubrir el placer de superar nuevos retos en equipo e individualmente, y por tanto, su autoestima.
  • Las actividades y eventos infantiles que celebramos periódicamente siempre tienen un contenido educativo y carácter solidario.
  • El patinaje es un deporte completo que, fomenta el desarrollo del equilibrio y la psicomotricidad y, exige la coordinación del tren superior e inferior.
Comparte: