El hockey línea no es un deporte violento

Al contrario de la imagen que tenemos del hockey hielo, en el hockey línea no están permitidas las cargas ni actitudes violentas.

Cualquier actitud, ya sean muestras de violencia física, expresiones o exceso de celo en las disputas por la posición o el puck pueden ser motivo de sanción si se considera que afectan a la pura competitividad deportiva y se califican como violencia innecesaria.

Las lesiones con las protecciones reglamentarias son similares a las de cualquier otro deporte y se deben a sobrecargas de esfuerzo o encuentros fortuitos. Algunos estudios afirman que las lesiones son menores que en el fútbol o el baloncesto.

La mayoría de las lesiones se producen por un exceso de ímpetu o potencia sin control. Es decir, personas que sin la destreza suficiente en su patinaje y control del stick intentan movimientos o acciones descoordinadas. Incluso estas acciones o hechos, aunque no sean realizados con la intención de dañar a los compañeros de juego, si ponen en peligro la integridad de los otros pueden ser sancionadas por el árbitro.

El hockey línea no es el hockey hielo que vemos en la televisión.
Comparte: